lunes, 17 de noviembre de 2008

El milagro de Txeroki

Hoy, la noticia importante no es el G-20, ni el acertado análisis de la cumbre del estadista Pepiño, ni el gotelé lisérgico de barceló y demás vergonzosos y generalizados dispendios administrativos, ni la crisis del capitalismo, ni las tonterías de la Oposición, ni la esperanza negra de Occidente, ni el descalabro blanco de Chamartín, ni el hundimiento definitivo de los de Llamazares, ni las llamas infernales que asolan Los Angeles y no puede apagar ni Terminator.

Hoy, la noticia importante es que ha caído Txeroki, el jefe, el sanguinario, el duro, el hijoputa. Experto en bombas, jefe de los comandos de la banda asesina y apoyado en el sector más duro de los presos, el amigo Garikoitz Aspiazu ha caído esta madrugada en Cauterets, pueblecito con estación termal y estación de esquí cercano a Lourdes. ¡Eso sí que es un milagro! Pero no un milagro de la Virgen, que bastante tiene con enfermos y desamparados, sino de SanKozy. Un milagro, sí, que Francia esté ahí, al ladido justo del País Vasco, y que por fin se haya dedicado a cazar a los asesinos que hasta hace muy poco iban al país vecino de vacaciones, a pasear por las playas de las Landas, a organizar barbacoas en los caseríos de Capbreton o a sumergirse en las aguas saludables y templaditas de Cauterets. Un milagro que la jueza Le Vert también esté ahí y que la policía francesa, en colaboración con la incansable Guardia Civil, haya cortado de cuajo la cabeza de la serpiente venenosa que, como siempre (no nos confundamos), es la cabeza pensante que piensa sólo en matar y a la que el resto de su anillado cuerpo obedece con ciego fanatismo. Porque, insisto, no nos confundamos, en ETA no hay buenos y malos, no hay blandos y duros, no hay conversadores y ejecutores, no hay poíticos y asesinos; toda la serpiente es la misma bestia, la misma alimaña, de la cabeza hasta el último anillo, todos igual de culpables. Y si se habla con uno, se habla con todos; si se negocia con uno, se negocia con todos. Así que, Eguiguren, que no te entre otra vez el gusanillo del diálogo (por orden de Mister Paz, no nos confundamos tampoco en esto), si es que lo has dejado en algún momento. Que nos conocemos.

Txeroki está en la trena. ¡Milagro! Sí, pero no victoria. La cabeza de ETA volverá a crecer y será tan peligrosa, tan asesina, tan hijaputa como la de Txeroki. Y mientras quede un solo comando —itinerante, nómada o casero—, mientas quede un solo De Juana, mientras quede un solo batasuno (o aeneuvista o nekane o lo que se inventen), mientras quede un solo borroka, mientras quede un solo Egibar o un EA, mientras quede un solo anillo de la serpiente, volverá a matar, volverá a envenenar, volverá a envenenarnos. Y seguimos sin antídoto.

Y creeré también que en España hay milagros si Txeroki, el jefe, el sanguinario, el duro, el hijoputa, permanece en la jaula todos y cada uno de los 40 años que le coresponden, como alimaña peligrosa que ha sido, es y será. Y cuando salga con 75 años, no nos confundamos, la serpiente estará viejecita, pero seguirá siendo igual de venenosa, igual de hijaputa; y sólo dejará de ser una amenaza si para entonces ya no le quedan anillos que ejecuten lo que dicte su cabeza. Pero ni un anillo, ni uno solo.


PD. Y exactamente lo mismo para los tres hijoputas que asesinaron a sangre fría a un joven el pasado sábado en una discoteca ilegal de Madrid. Un sincero abrazo para su familia.

8 comentarios:

Dostoyeski dijo...

Totalmente de acuerdo, aunque iría más lejos en el comentario de buenos y malos. Todos los nacionalismos son malos. Hay ideologías que separan, que restan, que dividen, que excluyen y que se fundan en el egoísmo. Se sustentan en el odio, el victimismo y la mentira. Su único objetivo es proteger a una determinada casta de individuos que dicen sentirse diferentes frente a otros a los que matan o expolian bien mediante el asesinato bien mediante el etnocidio, como vimos la semana pasada con la actuación del CAC contra la Cope y el Mundo.
Así que a ver si queda claro, Nacionalismo=Malo, muy malo.
Ah, y el PSOE cada vez se parece más al PNV, recoge muchos frutos en todas las elecciones de atentados terroristas las vísperas de los comicios... Algunos españoles de gilipollas, lo justo.

Martha Colmenares dijo...

Eso, si le meten los "40 años que le coresponden"...
Veremos
Saludos

PowerMax dijo...

Desgraciadamente, me temo que el amigo Mister Paz y su colega Eguiguren van a volver a negociar/dialogar con los asesinos de ETA en cuanto puedan. Y volverán a mentir. Y volverán a cagarla.

Anónimo dijo...

Bien, Pepe, bien. A estos hay que darles donde más les duele: en los anillos. Gonzalo Altozano.

CRACK dijo...

Animo, Pepe, que no decaiga, y que sigas informandonos objetivamente de la cruda realidad que nos rodea. Un abrazo. Jorge Góngora

Cao dijo...

Lo deprimente es que recuerdo perfectamente el día que detuvieron a De Juana Chaos en el 87. Me invadió la misma felicidad que ahora, ya que era el hijoputa de entonces, el más malo... Mira lo que han tenido que ver nuestros ojos con de Juana gracias a Zeta, quién nos lo iba a decir entonces... El amigo Zeta llegó a decir que Chaos era hombre de Paz, si es que no hay más que verle la cara de paz y de arrepentimiento que tiene.
Lamentablemente algún día podemos ver a este hijoputa de Txeroki, viviendo con escolta en un pisito en San Sebastian, siempre que se le tercia al socialista de turno que gobierne entonces.

Cao dijo...

Por cierto, aprovecho para recomendar a Pilar Bardem, Ana Belen y demás psitácidas que le acerquen una rosita blanca al colega.

PowerMax dijo...

Eso, Cao, a ver si le pilla en un momento de hambruna y se las come de la misma, se envenena y matamos un pájaro y dos pájaras de un tiro. Pensándolo bien podrían visitarle todos los del cordón sanitario/ceja pelotillera. La de pájaros que ya no volarían, oye.